martes, 21 de octubre de 2008

Ceremonia Casamiento Santi y Gaby


Buenas Noches, Bienvenidos

INTRO

En nombre de las familias Cmpt y Demonty quiero darles la bienvenida e invitarlos a lo que a todas luces va a ser la celebración del año.

Los invito a vivir este casamiento con toda alegría, a disfrutar, a divertirse para celebrar la unión de dos personas a los que al menos les tenemos algo de estima, verdad? Si no, no estaríamos acá. JA

Hoy unen sus vidas dos personas que se aman y que creen que juntos van a trascender su individualidad.

Si me permiten, quiero contarles una historia, que es una leyenda de doncellas y caballeros que me pareció que podía venir al caso.

CUENTO

Había una vez un caballero, al que llamaremos Santiago del Monte, que era alegre, gracioso y bien parecido, que lucía una frondosa cabellera afeitada al ras y un andar de delfín con pecho inflado.

En un reino lejano, atravesando campos desnudos y geografías escarpadas, vivía una hermosa doncella morocha y saltarina, con ojos de turquesa y sonrisa contagiosa. Se llamaba Gabriela del Campo y en los atardeceres mirando las montañas, soñaba entreluces con el calor del abrazo de un príncipe de tez morena, que volaba como un pájaro y alegraba las fiestas palaciegas.

En las noches de llanura, con las estrellas radiantes dibujadas en el cielo, nuestro Santiago se esmeraba intentando volar, para desde el cielo encontrar a su princesa.

Y correteó horas enteras y aunque lo suponía imposible, nunca se rendió de su deseo de aprender a surcar el aire.

Así fue que con mucho carreteo extendió sus brazos al cielo, elevándose en gracia, resuelto a su misión de enamorar a una doncella.

Voló kilómetros de vientos, que le forjaron su carácter en alegría.

Desde el cielo cordillerano, una doncella esperaba mirando el sol, saboreando buen vino y soñando con el abrazo de su caballero alado.

Desde unos 100 metros de altura masomenos, se divisaron y se flecharon, iniciando un romance de distancias y viajes de pasión, donde se enamoraron perdidamente de sus bellezas mutuas, conocieronse sus debilidades y se tuvieron cariño y se animaron a soñar juntos, a volar abrazados.

TRANSICIÓN

Así es como llegamos acá, a esta tardecita como las que Gabriela soñó en los atardeceres de cordillera y como las que Santi anhelaba cuando le decía a quien lo quisiese escuchar que estaba buscando a su princesa.

SPEECH

Hoy Santiago y Gabriela forman una familia, nos dicen que están listos para unir sus vidas.

La familia es un núcleo de amor y refugio, es la fuente de energía que hace que uno mas uno sea mucho más que dos.
(ESO ES LO QUE DICEN)

Que me dicen? Todo el mundo se queja y al final… la gente se sigue casando!

ES QUE ALGO BUENO DEBE DE TENER.

El amor, sin duda, es una de las razones.

Lo bueno de amar a alguien son las mariposas en la panza, pensar lo mismo y entenderse con una mirada, saltar de la cama a buscar chocolate, reírse de los mismos chistes, excitarse con caricias secretas.

El amor esta buenísimo.

Pero la pareja no solo es amor. Es además:
la compañía, la confianza, tener un plan en conjunto, entenderse, ser sinceros, conversar, saberse fieles y comprometidos en un proyecto de vida.

Esta fidelidad que se prometen es saberse en un mismo barco por el río de la vida, fomentar el dialogo, pensar y construir el futuro juntos.

La pareja necesita que se respeten los momentos de cada uno, que puedan ponerse sinceramente en el lugar del otro.

La pareja es un árbol de hojas frondosas, del que brotan flores increíbles, con un perfume fantástico, que te da sombra en verano y cobijo en invierno.

A este árbol hay que regarlo con palabras, con caricias y con risas.

Ejercitar el verbo compartir es la mejor forma de regar una pareja.

Ser buen hombre y marido es compartir y decirle siempre que si, porque lo más probable es que ella tenga razón.

Escuchala y llevale el desayuno a la cama, acompañala y dejala libre, celala pero no la acoses, regalale flores, robale un beso todas las veces que puedas, asaltala a abrazos cada vez que se termine de bañar, enjabonale la espalda, cociná con ella, llevala en brazos, decile que esta linda, que le queda bárbaro lo que tiene puesto, que te encanta como se ríe y que te gusta despertarte y verla durmiendo al lado tuyo.

Ser buena mujer y esposa es decirle que su la pelada es muy sexy y viril, que lo que más te gusta de él es su ternura y la pinta de galán indomable, que adoras verlo sonreír descorchando un champagne para festejar la vida, que te enamoró perdidamente su tatuaje.

Ser buena mujer es decirle que es tu duque de Hazard, tu superman y TU SANDRO.

Ya saben, en este camino también habrá dificultades.

No todo es color de rosa y palabras lindas.
Todos sabemos y no tenemos porque engañarnos:

La vida es larga e imprevisible y requiere del esfuerzo compartido para perdurar y trascender.

La pareja debe ser tratada como la vida misma, no como algo efímero y sustituible.

La forma de superar la vida en pareja es la sinceridad, la lealtad, la paciencia.

Luego de toda tormenta siempre vienen días de sol.

Hoy Uds. se comprometen el uno con el otro, con Uds. mismos y ante todos nosotros:

- A respetarse de por vida.
- A tender los puentes que sean necesarios para encontrarse,
- Y a entenderse como individuos que pasan a ser algo superior.

Juntos moverán montañas, criarán vidas nuevas y se defenderán de la cotidianeidad.

Una pareja es un trabajo de todos los días.
Es el trabajo más lindo que emprenden dos personas que se quieren.

Asuman la responsabilidad de afrontar este trabajo, que por mas difícil que sea, les asegura la posibilidad de vivir los sueños y de disfrutar de ver materializar sus proyectos.

Que más lindo proyecto que una familia? Hijos que se parecen a su madre, hijas que se parecen al padre y enseñarles a “esos locos bajitos” a ser felices.

La pareja es un placer, disfruten.
Siéntanse dueños cada uno del cuerpo del otro. Sedúzcanse. Acaríciense. (Se entiende a donde quiero llegar? SI).

Discutan, argumenten. Todo lo que le pase al otro es importante y merece ser hablado y escuchado. Respétense. Negocien. Acepten y perdonen.

Son todas partes importantes de la vida. Son dos y son uno y serán mas… el cariño hace hijos…

CASAMIENTO

Todos los que estamos acá tenemos fe en ustedes y somos felices con ustedes.

Sus testigos Caleu Y Gonzalo esta acá para dar FE de ello:

HABLAN TESTIGOS, PADRES, AMIGOS

FORMULA

Bueno, vamos ahora a las formalidades del caso:

Gaby, en este acto te comprometes junto a Santiago a hacer TODO lo que este a tu alcance para ser felices, para luchar juntos por sus proyectos y sueño compartido.

Te comprometés a hacerlo disfrutar de la vida y a acompañarlo, porque el es tu amigo, tu familia, tu compañero, tu confidente y tu hombre.

DICE SANTI: GABY? TE QUERES CASAR CONMIGO?

DICE GABY: SI QUIERO.

Santi, en este acto te comprometés junto a Gabriela a hacer TODO lo que este a tu alcance para ser felices, para luchar juntos por sus proyectos y sueño compartido.

Te comprometés a hacerla disfrutar de la vida y a acompañarla, porque ella es tu amiga, tu familia, tu compañera, tu confidente y tu mujer.

DICE GABY: SANTI? TE QUERES CASAR CONMIGO?

DICE SANTI: SI QUIERO.

Así entonces, con el poder de toda nuestra esperanza, con toda la buena onda de los que estamos acá, porque los queremos, porque creemos en ustedes y por todo el cariño y el amor que sienten uno por el otro, tengo un orgullo enorme de decirles que SON MARIDO Y MUJER.

DENSE BESOS Y QUIERANSE MUCHO!

APLAUSO

ANILLOS

Testigos, por favor, los anillos.

DICE SANTI: El anillo que te doy es un símbolo que representa mi compromiso. Te quiero, te respeto, te admiro y con vos quiero hacer mi familia.

DICE GABY: El anillo que te doy es un símbolo que representa mi compromiso. Te quiero, te respeto, te admiro y con vos quiero hacer mi familia.

Excelente entonces! Estamos todos de acuerdo. Les deseo muchas felicidades y les auguro MUCHAS RISAS!!!

VAMOS A FESTEJAR!!!

1 comentario:

Lola dijo...

Exelente discurso Lorenzo!! Me emocioné hasta las lágrimas... y al leer lo que describías volvi a renovar mis votos!! Qué linda es la vida en pareja y el amor sobre todas las cosas!! no?
Besos,
Lola